Para una buena lecto-escritura

Cuestiones que influyen en la escritura del niño:

1. La orientación espacial. Antes de trabajar la escritura, el niño debe trabajar e interiorizar nociones básicas como derecha-izquierda, delante-detrás, arriba-abajo. También es importante que aprenda a sentarse adecuadamente frente al cuaderno o folio y seguir la dirección de la escritura.

2. Tener definida la lateralidad. Normalmente hacia los 6 años, la lateralidad ya está bien definida; de no ser así esto puede dar lugar a algunos problemas como inversiones o escritura en espejo.

3. Psicomotricidad fina. Son muy aconsejables los ejercicios donde se trabajan los movimientos de brazo, manos y dedos coordinados entre sí. Es importante insistir hasta que el niño los realice con precisión.

4. La escritura y la lectura deben ser dos aprendizajes paralelos, pues ambas actividades están asociadas entre sí, ya que desarrollan conjuntamente en el niño la discriminación visual y auditiva, necesaria para la escritura.

5. El dibujo como precursor de la escritura. Cuando el niño dibuja está practicando la capacidad para organizar su pensamiento, el contacto y la familiaridad con el uso del lápiz y el dominio del trazo. Fomentemos el dibujo en el niño y estaremos fomentando el dominio de la escritura.

Información tomada de:

2014-02-22_0852

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s